El hombre contra la naturaleza

El mundo natural ha sido víctima de todo tipo de ataques; algunos de estos ataques son naturales como huracanes y terremotos, pero sin embargo, existen otros que son antinaturales y provocados por el hombre. Estos últimos son inesperados, tienen efectos que a largo plazo y, lo peor de todo, provocan más pérdidas de las que se pueden ver y calcular a simple vista, pues sus estragos pueden aparecer tras un largo período de tiempo. Sin embargo, siguen ocurriendo, sin que al parecer podamos hacer mucho por evitarlo, ya que aunque algunos son consecuencias de fallos predecibles o de errores de cálculo, también los que surgen por sorpresa, sin que nadie hubiera pensado jamás en que algo así podría ocurrir.

Cuando se trata de la madre Tierra, hay que tener cuidado con nuestras acciones. Y como dicen que recordar es aprender de la experiencia, aquí hay algunos ejemplos de desastres ecológicos que llegaron directamente de la mano del hombre:

  • El vertido de crudo del petrolero Exxon Valdez: El 24 de marzo de 1989, el petrolero Exxon Valdez derramó 37 mil toneladas de petróleo crudo en el Prince William Sounds, Alaska, después de chocar con el arrecife de Bligh Reef. Se considera que es uno de los desastres ambientales causados ​​por el hombre más devastadores, ya que se han estudiado los efectos a largo y corto plazo de este vertido.
  • El parche de basura del Gran Pacífico: Causado por el efecto de los desechos marinos producidos por el hombre, el conocido como Parche del Gran Pacífico es un punto de concentración de basura y contaminación marina provocado por las corrientes marinas. Tiene altas concentraciones  de plásticos pelágicos, lodos químicos y otros desechos igualmente muy nocivos para el medioambiente.
  • Explosiones en la planta química de Jilling: Esta tragedia medioambiental tuvo lugar el 13 de noviembre de 2005 en la planta química Petro No.101 en la ciudad de Jilin, en China. Una serie de explosiones fueron responsables de la muerte de seis trabajadores y decenas de heridos, y causaron la evacuación de decenas de miles de residentes. Para aumentar los daños, estas explosiones contaminaron gravemente el río Songhua con una cantidad estimada de 100 toneladas de contaminantes, entre ellos benceno y nitrobenceno, cuya exposición reduce el recuento de glóbulos blancos y está relacionada con la leucemia.
  • Los fuegos de petroleo de Kuwait: Alrededor de 6 millones de barriles de petróleo se perdieron de enero a noviembre de 1991. 600 pozos de petróleo fueron incendiados como parte de la política de tierra quemada por las fuerzas militares iraquíes en retirada. Kuwait gastó 1.500 millones de dólares para extinguir los incendios que causaron una gran contaminación en el suelo y el aire.